El Timple

El timple es, sin duda, el más representativo instrumento tradicional, presente siempre en el corazón de los canarios y protagonista en los últimos años de un auge singular, con las incorporaciones de nuevas técnicas y propuestas estéticas tan audaces como el jazz o la música clásica.

El timple pertenece a la familia de los instrumentos de cuerda pulsada y se puede describir a simple vista como una pequeña guitarra que tiene cinco cuerdas y se toca rasgueando con la mano derecha. Es un instrumento agudo, muy sonoro y su función tradicional es servir de acompañante a las parrandas canarias.

En cuanto al origen del timple es aún incierto, aunque se apunta a que este instrumento se incorporó a la población canaria después del proceso de conquista y colonización del Archipiélago. También otros autores mantienen la hipótesis de que el timple tenga origen bereber ya que se han encontrado semejanzas en un instrumento que existe desde Mauritania a Guinea por la zona atlántica y adentrándonos hacia el interior por las repúblicas de Malí y Níger. Lo que está claro es que el timple pertenece al mismo grupo de pequeñas guitarrillas utilizadas en diversas latitudes, como el Charango del Altiplano de Sudamérica, el Cavaquiño portugués, el Cuatro venezolano, el Ukelele de Hawai o el Guitarrillo español.

Para su construcción se usan seis maderas distintas, así como materiales diversos para adornos, cabe destacar el uso de Palo Santo de Indias o Brasil, Nogal, Ciprés o Moral.

La evolución en su construcción, ha sufrido un importante cambio en las últimas décadas en las islas. El desarrollo interpretativo y la exigencia de una correcta afinación por parte de los timplistas han marcado la necesidad de búsqueda de técnicas y materiales que mejoren la sonoridad y trasteado del instrumento abriendo así, nuevas posibilidades estéticas y sonoras del timple como instrumento solista , sin perder nunca su carácter popular.

← Back to index